Entradas de la categoría 'Los daños colaterales'

11. El territorio como factoría. II: Los árboles estorban

Ansioso por proteger el cultivo de las adversidades que se ceban con él, el agricultor atrapado en la mecánica de la vieja agricultura detesta lo vivo. Los árboles estorban, dan sombra, quitan agua y nutrientes, albergan pájaros e insectos que se comen su grano, se interponen ante su tractor. Deben desaparecer. Que no haya nada …

Continuar leyendo »

10. El territorio como factoría. I: Las hierbas "siempre son malas"

En el ideario técnico convencional las hierbas espontáneas son el depósito de todos los males del cultivo: Le quitan los nutrientes, al agua, la luz, acumulan plagas o sus formas durmientes, acumulan enfermedades fúngicas y bacterianas y además algunas pinchan o son feas, el colmo. Entre bromas y veras, se ha llegado a exponerlas en …

Continuar leyendo »

9. El suelo como mero soporte II: Adios a la vida.

La inabarcable y asombrosamente compleja estructura íntima del suelo está fundamentada en una comunidad viva no menos inabarcable en su diversidad y sus interacciones entre sí, con el elemento inerte y,de forma muy especial, con las raíces de las plantas. La estabilidad física química y poblacional del suelo, descansa de forma sustancial sobre los seres …

Continuar leyendo »

8. El suelo como mero soporte I. Adios a la estructura.

La fertilidad depende de la estructuración del suelo a diversos niveles de escala. La materia orgánica es fundamental en el proceso de agregación. Los ácidos húmicos y huminas actúan como núcleos de asociación de las arcillas. Los mucopolisacáridos exudados por las bacterias y las raíces de las plantas tienen un efecto ligador de las partículas …

Continuar leyendo »